BARRANCO DE LAS MORCILLAS


FICHA DE LA RUTA DEL “BARRANCO DE LAS MORCILLAS”

Distancia: 12,1 km.

Desnivel: El sendero comienza en el punto más alto, a 1.940 m de altitud y descience hasta los 1.500 m para luego subir de nuevo hasta el punto de partida. El desnivel de subida acumulado es 526 m.

Duración: 5 horas.

Mapa IGN: 1012-2 (El Valle).

Tipo de camino: Pista forestal, sendero y campo a través.

Dificultad: Media.

Información adicional: Mapa, perfil, track (en Wikiloc),  álbum de fotos (en Google Plus) y previsión del tiempo (Aemet).

Mapa de la ruta del Barranco de Las Morcillas

Mapa de la ruta del Barranco de Las Morcillas

Perfil ruta Barranco de Las Morcillas

Perfil ruta Barranco de Las Morcillas

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA “BARRANCO DE LAS MORCILLAS”

El Barranco de las Morcillas es un escondido valle, cruzado por un arroyo que proporciona agua a una abundante vegetación de ribera, con numerosos árboles de hoja caduca que hacen de este rincón un lugar perfecto para visitar en otoño. El Barranco de Las Morcillas es un corte en la Sierra de los Filabres, que baja a 1.500 m de altitud desde los más de 2.000 metros en Calar Alto, donde además de su belleza natural encontraremos las ruinas de las aldeas abandonadas, tras el cierre de las minas de Las Menas, de Las Morcillas y Los Carrascos.

Punto de partida: Collado del Conde

La ruta comienza en el Collado del Conde. Para llegar, tomaremos la salida 362 de la Autovía A-92, en cuya señalización se indica que es la salida para varias poblaciones (Gérgal, Las Menas, Bacares…). Seguiremos  la carretera A-339 dirección Las Menas, que rodedada de pinares nos llevará hasta lo alto de la Sierra de los Filabres, pasando cerca del Observatorio Astronómico Hispano-Alemán de Calar Alto.

Pasaremos dos cruces: hacia Olula de Castro, en los primeros kilómetros, y hacia Calar Alto, poco después de coronar. En ambos seguiremos la indicación hacia Las Menas. A unos 4 kilómetros tras el cruce de Calar Alto, llegaremos al Collado del Conde, donde se cruza la carretera con varias pistas forestales. El asfalto forma una especie de plaza, con una rotonda pintada que contiene una especie de cubo de piedra.

Pista forestal de Arroyo Berruga

Aparcaremos el coche a un lado de alguna de las pistas que salen y comenzaremos a caminar por la que tiene la indicación de “Refugio Arroyo Berruga”, en dirección suroeste. Este primer tramo es bastante cómodo y nos sirve para calentar. La pista prácticamente se mantiene a la misma altitud, cruzando un inmeso pinar cuya vegetación solo cambía cuando nos acercamos a los rincones más húmedos, al cruzar los barrancos del Pino y del Maguillo.

Nos encontramos al norte de Calar Alto y a nuestra derecha ya podemos ver el Barranco de Las Morcillas, que nos separa del Cerro de la Yedra. Podemos también distinguir la aldea abandonada de Los Carrascos, que visitaremos en la parte final de la ruta, y sobre ella el Calar del Gallinero.

Cerro de la Yedra y los Carrascos

Cerro de la Yedra y los Carrascos

Descenso al Barranco de las Morcillas

A unos 4,6 kilómetros dejaremos la pista por un camino que aparece a nuestra derecha y que desciende con una gran pendiente entre pinos. El rápido descenso nos llega al final del camino y toca cruzar el pinar campo a través, en dirección noreste, como si trazáramos una diagonal, continuando descendiendo, hasta llegar hasta las ruinas de un cortijo abandonado, justo donde finaliza el arbolado. Aunque es un tramo corto,  es recomendable hacer uso del GPS donde se haya cargado el track para seguirlo.

El cortijo es la primera de las ruinas que encontraremos en nuestra ruta, abundantes en este valle que estuvo habitado en la época en que estaban activas las minas de Las Menas. Cuenta con una era que cruzaremos y descenderemos a la izquierda de las terrazas de cultivo del cortijo, ahora abandonadas. Cuando lleguemos a la última de ellas iremos hacia nuestra derecha buscando un hueco entre la vegetación para llegar al fondo del barranco, donde se ven unas puertas abiertas en un vallado.

Barranco de Las Morcillas

Pasaremos por las puertas, atravesaremos el arroyo y encontraremos un camino que va siempre junto a la corriente de agua. La vegetación cambia, pasamos del pinar a vegetación de ribera, árboles de hoja caduca, moreras… Nos encontramos dando un cómodo paseo ya que el camino desciende poco a poco.

Caminando por el Barranco de las Morcillas

Caminando por el Barranco de las Morcillas

Pasamos junto a un cruce donde una pista asciende a nuestra derecha, casi parelela a nuestra camino. Seguimos recto para en unos minutos cruzar de nuevo el riachuelo y poco después giramos 180 grados a nuestra derecha para salirnos del camino y dirigimos hacia la valla que cruzaremos por un hueco que alguien ha abierto. Cruzamos inmediatemente otra vez la corriente de agua, ahora en un lugar más incómodo,  y salimos a un lugar más despejado donde un sendero sube hacia las ruinas del primer nucleo de los varios que conforman la aldea de Las Morcillas.

Recorriendo Las Morcillas

Podemos aprovechar para visitar las ruinas de las viviendas que conformaban esta aldea, construidas con pizarra y que se encuentran en mal estado. En el otro extremo de este núcleo de viviendas encontraremos una que destaca por su mayor tamaño y por encontrarse en un estado un poco mejor, todavía conserva una escalera para subir al segundo piso, algo no recomendable.

Vivienda de Las Morcillas

Vivienda de Las Morcillas

Bajo esta vivienda continúa el sendero que comunicaba los distintos núcleos de Las Morcillas y que debemos seguir. Alcanzamos un pequeño agrupamiento de viviendas pero que cuenta con una era desde donde se pueden disfrutar de unas maravillosas vistas del valle.

Barranco de las Morcillas

Barranco de las Morcillas

Continuamos por el sendero que nos lleva a otra era junto a otras viviendas en ruinas y finalmente hasta el segundo gran nucleo de la aldea de Las Morcillas. En esta parte el sendero ya es más complicado de seguir. En caso de perderlo, tan solo habría que intentar alcanzar este nucleo de población, en cuya parte inferior nace un camino que desciende al barranco.

Los Carrascos

Una vez hemos descendido al fondo del barranco, encontramos el camino que va junto al arroyo y lo tomaremos hacia nuestra izquierda, cruzando la corriente de agua. En unos minutos llegamos al punto donde abandonamos este camino. Seguimos recto, corriente arriba. Este tramo fue el mismo que ya recorrimos en sentido descendente.

Volvemos a encontrar el cruce donde una pista sube, ahora a nuestra izquierda. Podríamos volver por esta pista, como alternativa a la ruta propuesta, evitando el duro ascenso a Los Carrascos que a continuación se explica. La subida por la pista, aunque más larga. es más cómoda.

Subida a los Carrascos, campo a través

Subida a los Carrascos, campo a través

Si seguimos recto, a unos 300 metros, justo al dejar a nuestra izquierda un pequeño barranco con abundante arbolado, debemos abandonar el camino y comenzar a subir por un empinado sendero que parte del camino del Barranco de las Morcillas entre matorrales hacia Los Carrascos. Se supone que es el antiguo sendero que comunicaba esta aldea con la de las Morcillas. Pero el sendero se pierde a los pocos metros y debemos continuar la subida campo a través, buscando las vías que lo permitan por este espolon que queda entre dos pequeños barrancos. Se trata del tramo más duro de la ruta, serán unos 15-20 minutos, con bastantes desnivel, se suben casi 150 m en unos 400 metros de recorrido lineal. Hay que extremar la precaución para evitar caídas por los desniveles que forman las formaciones rocosas que iremos encontrando. Aunque no haya camino, no hay pérdida, consiste en ir subiendo, sin cruzar los dos barrancos que delimitan esta loma.

Calle de los Carrascos

Calle de los Carrascos

Finalmente aparecen unas terrazas de cultivo abandonadas y, por encima de ellas, las viviendas abandonadas de Los Carrascos, donde se puede hacer un descanso para disfrutar de las vistas. Para continuar, caminaremos por una de las calles de esta aldea, para llegar a otras zonas de cultivo abandonadas en una loma a la que subiremos para encontrar al otro lado una pista forestal por la que comenzaremos a subir. Aunque seguimos ascendiendo, ahora la caminata es mucho más cómoda. A nuestra espalda tenemos una magnífica vista de las ruinas de Los Carrascos, la cabecera del Barranco de Las Morcillas y de Calar Alto.

Los Carrascos, al fondo Calar Alto

Los Carrascos, al fondo Calar Alto

Ignorando un camino que sale a nuestra derecha, casi parelelos a nosotros, seguimos subiendo hasta llegar a un cruce en forma de T donde tomaremos nuestra derecha. A este punto llegaremos si cogemos la pista que sube desde el Barranco de las Morcillas, evitanto la subida a los Carrascos.

Pista forestal Los Carrascos – Collado del Conde

A los pocos metros parte otra pista a nuestra izquierda, que ignoraremos, y un poco más adelante pasamos junto a un cortijo con un recinto cerrado para el ganado y a continuación una balsa redonda junto a un helipuerto.

Seguimos subiendo por la pista un kilómetro rodeados de pinos, hasta que pasamos, en pocos metros junto a un murete que hay en una zona sin vegetación, al Cortijo del Conde (queda por debajo, a nuestra derecha) y la fuente del Cortijo del Conde. Luego caminamos junto a una antigua cantera y llegamos al Collado del Conde, punto de partida y final de la ruta.

Para ver si te animas a hacer la ruta, echa un vistazo al álbum de fotos (en Google Plus). Si vas a hacer la ruta no olvides llevarte el mapa, descargar el track (en Wikiloc, especialmente por los tramos donde hay que hacer campo a través) y consultar la previsión del tiempo (Aemet).

11 pensamientos en “BARRANCO DE LAS MORCILLAS

  1. Hola, el fin de semana pasado hice esta ruta con una amiga, aunque no igual.
    Dejamos la pista de arroyo berruga y tiramos por la de vuelta, empezando el sendero al revés.
    Al poco rato a la izquierda salía una pista más pequeña hasta el primer pueblo Los Carrascos, en esa zona ya empezamos a ver huellas de un montón de animales en la nieve y a escuchar a los jabalís. Desde el pueblo bajamos por el barranco, campo a través porque el sendero no se veía nada!…no sé como habéis conseguido hacerlo subiendo…Una vez abajo seguimos por el río…y ahí vino lo bueno, un montón de cabras montesas y después un ciervo macho con una gran cornamenta: alucinamos! Desde Las Morcillas cogimos senderillos muy bonicos pasando por los demás grupo de casas ( esta parte es preciosa) hasta llegar a los pies del barranco del principio y se ve una pista que sube, nosotras la cogimos y se conecta con la grande después de una progresiva subida. Y otra vez vuelta por la pista por la que empezamos hasta el collado.
    Nos encantó…lo único la cantidad de vallas cinegéticas por todos lados…Ah! y en Las Morcillas: un jabalí!
    Preciosa ruta y con el poquito de nieve espectacular. Gracias!

  2. Gracias, Raquel por tu comentario explicando una alternativa para visitar este lugar. De verdad que con nieve los paisajes ganan mucho.

  3. María, no es un sendero oficial (PR) por lo que no está señalizado. Por tanto es recomendable que te descargues el track y que lo hagas con un GPS. Aunque la mayor parte del recorrido no tiene pérdida, hay dos tramos campo a través donde si viene bien el GPS. Si no cuentas con GPS, también se puede hacer con el mapa y las indicaciones de la página, sobre todo si tienes buen sentido de la orientación.

  4. El domingo pasado hicimos esta ruta. Es preciosa, aunque sí que es cierto que la parte de descenso del barranco fue algo complicada ya que no encontrábamos el camino y nos metimos entre zarzales y a punto de descender rodando. Afortunadamente encontramos de nuevo el camino.Las casas del poblado minero son un auténtico tesoro. A la vuelta estábamos tan cansados que hicimos el camino por el camino marcado, no ascendiendo por los Carrascos, aunque es más largo…el camino es mucho más cómodo. En otra ocasión repetiremos el sendero tal y como viene explicado, ascendiendo por la montaña hasta el cortijo del Conde. También decir, que si alguien quiere ver las ruinas de los Morcillas, no es necesario subir a ellas, desde abajo se pueden contemplar, aunque no es tan impactante, es mucho más sencillo, sobre todo si se quiere hacer con niños.

  5. Normalmente no pongo rutas en las que haya que hacer campo a través para evitar este tipo de problemas, pero esta zona es una joya y quería incluir una ruta en el blog aunque no hubiera ninguna ruta señalizada, y era la única manera de hacerla circular.

  6. Ahora puede hacer bastante calor, pero a favor tienes que es la época de la berrea, quizás pueda valer la pena. Si esperas uno o dos meses, al otoño, el valle se pone espectacular con los árboles de hoja caduca amarillos y naranjas.

  7. Deciros que una excelente ruta aunque larga, seria coger ese camino del barranco de las Morcillas y llegar hasta las Casillas pasando por la Orapla. Luego subir hasta el refugio Arroyo Berruga para enlazar con el carril que conduce de nuevo hasta el collado del Conde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s